Agenda de ocio
Qué hacer y dónde ir con niños en Valencia

Scribblenauts

El catálogo de juegos de la NDS cuenta desde ya mismo con otra joya. La incorporación al mundo de los videojuegos de una consola que fuera táctil fue una gran evolución desde el inicio, pero deben existir títulos como Scribblenauts que ratifiquen y lleven más allá esta afirmación.

El concepto de juego es tan sencillo que abruma que no se hecho haya nada similar antes. Sin duda alguna las ideas más simples son las que mejores resultados pueden aportar, y este es uno de los ejemplos que debe sumarse a esa lista. Todo parte de algo tan universal como los problemas y de cómo los afrontamos para resolverlos. La mayoría de las veces podemos decir que superamos estos inconvenientes gracias a elementos físicos de cualquier tipo, ya sean herramientas, utensilios, aparatos, vehículos, animales, artilugios...

Extrapolemos un comportamiento tan natural y adherido a nuestra naturaleza a un videojuego. Lo habitual en este sector es encontrar títulos plagados de misterios que superar tras hallar, después de investigar y buscar, alguna pieza que pueda encajar en el rompecabezas. Imaginemos ahora que nos encontramos con un problema, pero en lugar de buscar por habitaciones y extraños lugares pudiéramos tener en nuestro poder, como por arte de magia, la llave que abriera todas las puertas. Desde hoy ya existe algo así y se llama Scribblenauts. Qué encontramos a un hombre sediento en el desierto, pues nada mejor que darle agua. Qué nos piden bajar a un gato de un tejano, pues ¿qué tal ofrecer una solución más allá de una escalera y tentar al felino con leche? Todos los inconvenientes ofrecen diversas alternativas, ¿o no?

El objeto de este juego es recoger la estrella (llamada Starite) que aparece en cada fase. Por supuesto no siempre será sencillo, habrá que darle al coco para superar todos y cada uno de los niveles. Para ello los niños contarán con un bloc de notas en el que podrán escribir qué objeto desean tener en ese mismo momento, a excepción de lugares, marcas y sustantivos ordinarios. El juego, al reconocer la palabra, ¡voilá!, aparecerá de la nada totalmente listo para usarse.

Una vez en poder del jugador bastará que pinche en el lugar/persona/animal sobre el que desea usarlo y se ejecutará la utilización. En las ocasiones en que el objeto permita dos aplicaciones el título dará la opción de cuál elegir.

Existen dos modos de juego, el desafío y el de acción. El primero de ellos plantea una situación real que debe resolverse, por ejemplo tener que introducir en el establo de un granjero tres animales de granja. El modo acción se enseña al jugador donde está la estrella que debe coger y desde ese momento habrá que ingeniárselas para llegar a ella. Cualquiera de los modos cuanta con 110 niveles a superar y cada uno de ellos ofrecen siempre una pequeña pista para orientar a los pequeños.

Los gráficos están realizados en su mayoría con líneas rectas, dándole un concepto visual realmente interesante, pero en cualquier caso no es su punto fuerte. Todo queda en un segundo plano gracias al original concepto que plantea este sencillo pero recomendadísimo juego.

Datos y sugerencias: 

  • Título: Scribblenauts.
  • Genero: puzzle.

  • Fecha de lanzamiento: ya en tiendas. 

  • Disponible en: NDS.
  • P.V.P.: 39,95 euros.
  • Pegi: 12
  • Edad recomenda: a partir de 12 años.
  • Web oficial: www.scribblenauts.com
Comparte este plan