Agenda de ocio
Qué hacer y dónde ir con niños en Valencia

Michael Phelps. Push The Limit

El método más antiguo de poner a prueba nuestras habilidades deportivas frente a una recreativa, un ordenador o videoconsola es el tradicional sistema de machacar los botones lo más rápido y coordinado que nos sea posible. Dicha ecuación ha sido modificándose a lo largo de los años, según la plataforma y el juego, volviéndose menos “agresiva” y más sofisticada.

A día de hoy, debido a periféricos como el Kinect y un título como Michael Phelps. Push The Limit, ya no es necesario ni teclados, ni pads, ni nada similar, solo el movimiento del cuerpo. En este caso en concreto, nuestros brazos principalmente, los cuales ejercitaremos sin necesidad de visitar ningún tipo de instalación acuática. No dudéis en calentar antes de poneros a jugar, pues la exigencia del producto así lo requiere. Será el mejor modo de evitar molestias si forzáis o prologáis mucho las partidas.

El juego incorpora diferentes modos, desde la tradicional partida rápida hasta el multijugador. En cualquier caso, el más completo es el Carrera, que os permitirá entrenar, conocer en profundidad la dinámica y competir para demostrar lo aprendido. Dividido por temporadas, cada año deberéis participar en diferentes eventos y pruebas para logar la clasificación para los juegos anuales, competición en la que lucharéis en el agua por ser el número 1 tanto imitando la braza como el croll, la espalda y la mariposa

En las carreras de velocidad habrá que vigilar vuestra salida, giro, llegada y, especialmente, dar lo máximo de vosotros en cada estilo. En las de resistencia, (las de 100 metros en adelante) habrá más factores a tener en cuenta, como el métronomo, el cual muestra el equilibrio entre brazadas. Si no coordináis lo suficiente y aceleráis en exceso, vuestra barra de energía y de aceleración disminuirán. Es decir, que la armonía entre el movimiento de los brazos y la vigilancia de estos valores será clave en el resultado.

Cuantas más altas sean las posiciones que logréis, más mejoras podréis aplicar a las habilidades de los nadadores: salto, energía, velocidad, viraje y toque. Elevar estas facultades será básico para aumentar vuestro rendimiento y por tanto conseguir más altos objetivos. Piscinas en rascacielos, estadios y otros lugares de medio mundo serán los escenarios en los que plasmar vuestras marcas.

Como veis, Michael Phelps. Push The Limit es un juego sencillo en su planteamiento y desarrollo. Bastará con practicar y seguir los tutoriales para hacerse rápidamente con la mecánica. Desde ese momento vuestra coordinación y resistencia serán el secreto del éxito.

Datos y sugerencias: 

  • Título: Michael Phelps. Push The Limit.
  • Genero: deportivo.

  • Fecha de lanzamiento: ya en tiendas. 

  • Disponible en: Xbox 360.
  • P.V.P.: 49’99 euros.
  • Pegi: 3.
  • Edad recomenda: a partir de 9 años.
  • Textos y voces en castellano.
  • Nº jugadores: hasta 2, 4 en el modo online.

Comparte este plan